Quienquiera que seas, bienvenido eres a este vacío de Mi Mente.



Más allá de las grandes y pequeñas frases de los hombres que no sabían que
son dioses, y mucho más allá de sus imitadores que creían decir frases que
el Futuro recordaría como importantes, Me encuentro en esta soledad carente
de pretextos que comentar, de frases que agigantar distorsionadamente como
hace un cohete de feria lanzado al negro cielo de la noche para incendiarlo
durante un fugaz cromático momento.

El camino que seguía ha finalizado, y ahora Me encuentro en una encrucijada
oscura e indefinible, donde la única vaga sombra luminosa que Me atrae eres
el _Tú_, cualquiera que sea el cuerpo en que habites.

Permíteme pues hacer un gesto mágico y crear una ilusión en torno nuestro,
donde Yo sea como Tú quieras imaginarme, y Tú seas como Yo necesite verte en
cada momento distinto y diverso.

Tu Voz será el Silencio Sugerente, al que Yo tendré que dar respuestas. Hace
sólo una rato sentí que ya no Me apetecía expresarme sino en Música, y toqué
para Ti un momento musical bajo y susurrante como un conjuro : y has sido Tú
quien has acudido a Mi llamada. Pero Te ruego que permanezcas en ese sillón
en sombras para que Yo no pueda ver si eres varón o mujer, sabio ancestral o
dios o diosa nuevo e inexperto en esta vida, en este mundo y universo, y en
este modo de realidad.

Vamos a ser compañeros durante todo un libro que ahora ni Tú ni Yo sabemos
de qué trata, porque irá escribiéndose sólo por sí mismo, aquí, entre Tú y
Yo : porque... seguro que sabes que los verdaderos libros sagrados emergen
del fondo de su océano cuando alguien mira atentamente su primera vaga forma
y le va viendo ascender por las oscuras aguas. Un libro sagrado es pues una
verticalidad del subconsciente que va acercándose a quienes lo miran desde
arriba de la superficie que une y separa a los dos mundos.

Otro gesto mágico, y en el centro de este salón se abre un redondo océano de
Consciencia entre Tú y Yo :


Miremos ahora _ESO_ que desde allí asciende...



KIR


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



M a n ú

manu@kronos.org

http://www.kronos.org