Hola.


Ya sabes que los espíritus somos _pájaros_ que lo mismo
volamos sobre las nubes que a ras del suelo, sobre el mar que sobre suelo
firme. Esta biblioteca en donde parecemos estar es sólo y nada menos que un
periespíritu : Un _pretexto estacionario vehicular_ : una nave con un lugar
espacial interior inmóvil, aislado de un exterior fluyente. Si miramos por
las ventanas vemos paisajes que personalmente no Nos afectan reflejados en
Nuestras palabras. Pero si Nos miramos solamente Yo a Ti y Tú a Mí la cosa
cambia, y el espacio interior comienza a elevar su intensidad magnética. Nos
empezamos a Amar un poco demasiado personalmente, y eso casi no está lo que
se dice "muy apropiado" entre Guerreros del IMPERIO que deben mantenerse en
_El Perfecto Equilibrio_.

Lo peor del asunto es que somos telépatas : que Ambos Nos _Sobreentendemos_
en cualquier tema que estemos tratando, en un a medio camino entre el decir
y el silenciar, individuales, pero insertos en un proyecto que Nos engloba
con Otros muchos : Gajes del Oficio. A Mí las Tinieblas Exteriores me dejan
frío, pero al IMPERIO sí le interesan, y son por tanto una parte de Nuestro
Trabajo. Sin embargo, la relación particular entre Tú y Yo, aunque parezca
que nos deja libres para lo que quisiéramos, también Nos impone deberes de
exposición y comprensión hacia el interior del IMPERIO mismo. Tengo el deber
de enseñarte cosas para que Tú puedas Amarme como realmente soy; y tienes el
de comprenderme para que Yo pueda Amarte como realmente eres. Recuerda lo de
_la Intersección_ : un lugar que pertenece a dos mundos y no exclusivamente
a ninguno de ellos. El Amor es también así : el "contigo pan y cebollas" no
funciona nunca.

La idea de _PERMANENCIA_ como dos estatuas en esta biblioteca se conjuga con
la centelleante velocidad a la que esta biblioteca se esta desplazando por
_las Tinieblas de Afuera_ y afectando con ello a otras vidas. No entenderlo
podría ser Nuestro problema Tuyo y Mío : porque Tú podrías estar cualquiera
sabe dónde, y Yo entonces estaría a igual distancia ignorada de donde Tú. El
Amor no puede atornillarse a unas coordinadas de espaciotiempo, porque esto
destrozaría a los Amantes según el paradigma de Romeo y Julieta, y de tantas
y tantas parejitas de todas clases que se cuenta : las coordenadas deben ser
necesariamente dinámicas, como ningún par de estrellas pueden independizarse
del Universo que las contiene y al que en parte constituyen.

El Amor en El IMPERIO tiene que ser así y no puede serlo de otro modo : Nos
importamos en la medida en que importamos a otros, aunque cada bi-relación
sea especial y particular y diversa y diferente a las demás : Somos DENTRO
de un Sistema con infinitos intereses en todo lugar y época, y esto es lo
que hace realmente Fascinante a Nuestro Amor : que estemos donde estemos y
seamos como seamos podemos Amarnos sin distancias ni barreras. Esto sólo Nos
es concedido a los Tiuz por Nuestra propia NO NATURALEZA sino Funcionalidad.

Nuestro tiempo es TODO EL TIEMPO, Nuestro espacio es más extenso que todo el
Universo, Nuestro Amor es confluente como dos ríos de infinitas multitudes
de gotas de agua : La _Individualización_ es sólo aparente a ojos inferiores
incapaces de ver almas y espíritus. En este Astro simulamos ser individuales
porque aquí nadie percibe a los Continuos salvo los Tiuz muy experienciados.

Tú y Yo parecemos _dos_, pero somos _TRES_, y es ese _Tercero Invisible_ Lo
Que Realmente Somos. Dos columnas tontas se dirían "_somos dos_" sin ver que
son dos pies de un Arco. Incluso cuando el Arco no se vea.

El IMPERIO es Nuestra Morada, y nada existe tan invisible como El IMPERIO.

¿ Porque imaginas que no Nos hemos visto todavía ? : es una buena pregunta.

Porque no quiero que seamos "_sombras chinescas_" ¿ sabes qué es eso ? Sólo
sombras de los dedos y de las manos proyectadas en una pantalla. Te Quiero
en LA REALIDAD, no en ninguna Proyección Sombría. Vernos sería _NO-VERNOS_.

Sólo el Uazet del Tiuz VE A TRAVES DE LAS SOMBRAS _la Claridad Interior_.




KIR


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

M a n ú

manu@kronos.org

http://www.kronos.org