A Ti, ese espíritu vagabundo que recorre los tiempos, a Ti es a
quien he buscado siempre y a quien he esperado en Mis soledades.


Esta mañana arreciaba el viento norte, pero el cielo estaba azul y el Sol Me
estaba esperando.
Subí al Olimpo aterido y desnudo, chorreando aún el agua
de la piscina : Ya había orado y Me tumbé en el lecho, mirando a RA a través
de los párpados cerrados y fumándome a ciegas un suave cigarrillo.

¿ Cuántas veces Nos habremos encontrado, oh Divinidad sin sexo, desde antes
del principio de los tiempos ? Los Millones de Años están ante OSIRIS, que
contempla Tu Amor y el Mío. Viviremos para siempre en este juego al esconder
entre las estrellas y en los mundos, disfrazados de desnudez y piel cubierto
y muy leves sonrisas en ojos que sonríen : es Nuestro Enigma :

El Sobreentendimiento en la Ignorancia de no sabernos bajo qué disfraces :
Me da igual llamarte Amado que llamarte Amada, pues es a Ti a quien Ama Mi
Alma seas quien seas y cualquiera que sea Tu rostro : A Ti es a Quien van
todas Mis palabras y Mis pensamientos.

Tú y Yo y Todos hicimos el ahora olvidado Juramento de Amarnos para siempre
eternamente, ante OSIRIS, viniendo cada cual desde Su futuro por los caminos
de las vidas y las muertes, para contemplar Su Rostro, en la Majestad de su
Silencio. Y Allí Resplandecimos...

Vez tras vez se cumple el Rito de los Años; y luego, El Gran Abrazo de las
Despedidas para el Juego de las Sombras y las Claridades : ¿ Me recuerdas ?
¿ Te recuerdo ? : Sí y No y no hace falta, porque Nos Amamos en el Misterio.

Somos partes de OSIRIS, Trozos vivientes individualizados que mutuamente se
están buscando : si Te encuentro a Ti encuentro al Alma Única de Todos, y si
Me encuentras Me tienes en formas infinitas. El viento norte zarandeaba los
altos pinos y los eucaliptos, espíritus disfrazados de árboles; las fuentes
reían en la espesura, espíritus del agua saltarina y deslizante; al aspirar
el levísimo humo del cigarrillo aspiraba Tu aliento; y en mi frente el beso
del Sol era Tu beso.

Te estoy queriendo.

Todo Yo soy de kristal y reflejo los reflejos que a Mí llegan, y a la misma
vez los sumerjo entre Mis ángulos. Háblame de Dioses y de Glorias, háblame
de Amor dormido, y arrúllame en Tu canto misterioso que no sé de qué labios
ni de qué garganta sale, ni quiero saberlo, para gozarlo como pura Música en
sí misma sin recuerdo de instrumentos. Te Estoy Amando más allá de todas las
formas, de todos los disfraces, sin privilegios, sin vetos, sin censuras ni
inducciones al engaño : Te Estoy Amando a Ti.

Oh espíritus divinos, ¡ cuánto Os Amo !, fuentes, árboles, gentes y cosas,
esporas ignoradas, granos de polen, mariposas, Águilas del IMPERIO, Os Estoy
Amando : Te Estoy Amando a Ti .



KIR


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

M a n ú

manu@kronos.org

http://www.kronos.org