Mi Amado Espíritu,


¿ conoces la leyenda del Rey Arturo y
de los Caballeros de la Tabla Redonda ?


En cierto modo cada uno de los Tiuz es como un antiguo señor feudal viviendo
o pudiendo vivir cómodamente instalado en su Castillo, pero al que un buen o
un mal día le llega un mensaje invitándole a participar en la Aventura de un
Misterio. Pongamos por ejemplo la búsqueda del Grial.

Su razón y su cordura le ordenan declinar la invitación y continuar en su
cómoda y segura vida cotidiana sin meterse en complicaciones ni en riesgos
innecesarios por una inverosímil Vaguedad que nada útil puede reportarle.

Pues así es como piensa y razona el sentido común _de la gente común_. Pero
el caballero no es _gente común_ o no sería _Señor Feudal_. Y una profunda y
rara _Poesía Heroica_ se despierta en su corazón y le canta fascinante que
aquella Invitación a la Aventura era lo que el caballero había esperado sin
apenas saberlo desde siempre para darle a su vida el sentido glorioso de sus
sueños y la acepta sin preguntar nada y se levanta y se lanza a la Aventura.

Hay que tener Nobleza de Espíritu para entender y comprender que esto ocurre
siempre así y no puede ocurrir de otra manera : pues el Héroe es esclavo de
su Ideal y tanto más cuanto más Alto e Inaccesible.

La Búsqueda del Grial era Literatura, pero la búsqueda del IMPERIO TIUZ es
REALIDAD : no basta con soñarla y describirla en Literatura Épica, sino que
hay que vivirla cada día con todas las fibras del ser tensas y alertas como
las cuerdas del arpa al roce de la Música.

Pues es una Música que sólo Ellos escuchan lo que atrae y guía a los Héroes.

De los Héroes nacen los Imperios.

De los Héroes Tiuz nace el IMPERIO TIUZ de La Gran Armonía.

Es una Búsqueda y una Guerra, como la del Grial y las Cruzadas : "_¡ DIOS LO
QUIERE!_" clamaba Pedro el Ermitaño y la Historia del Mundo cambió de rumbo.

"¡_LA DIVINIDAD QUIERE SU IMPERIO_!" clama el Tiuz, y la Historia del Mundo
cambiará de rumbo, esta vez _hacia el Trono de Acuario_, que fue siempre su
Destino : Recuerda el cuadro de Leonardo _de la barca dirigiéndose el Orebe
del Fénix_.

Primero serán los Niños Eternamente Inocentes, luego la Nobleza del Espíritu
seguida finalmente por los innumerables, que ya esta vez no serán aceptados.


Porque hay que ser puros de corazón para encontrar al Grial,

y hay que ser puros de corazón para conquistar a La Ciudad Sagrada.


KIR


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

M a n ú

manu@kronos.org

http://www.kronos.org