No se Me ocurre nada que contarte, Espíritu, y no por falta de
temáticas, sino por todo lo contrario. Soy alkimista, pero de una escuela
muy particular y desconocida, aunque en el fondo también va en paralelo con
las demás, aunque eso del oro y de la piedra filosofal no está en programa.

El interés principal de esta escuela es operar con las sustancias psíquicas,
a la búsqueda de la inversión sensorial-onírica, o sea, compensar la falta
de existencia objetiva de la realidad con reestructuraciones mentales de la
voluntad. Algo así como el conocido experimento de doblar cucharillas con el
pensamiento : doblar la cucharilla así es imposible, porque la cucharilla no
existe : La que _se dobla_ es la mente.

Y esto no es cuestión de "_FUERZA_" ni mental ni del pensamiento, sino de la
leve sabiduría de cambiar parámetros sin esfuerzo alguno. En este campo el
problema es el lenguaje, la falta de correspondencia entre los significantes
del fenómeno y los significados del noúmeno : la falta del _idioma bipolar_.

No es en modo alguno un problema interno de esta alkimia, sino de relación
comunicante con el exterior : De hecho esta ausencia de _idioma bipolar_ es
una condición previa y permanente de esa escuela : un filtro por el que hay
que pasar de _Fuera a Adentro_.

Los esquemas están publicados o al alcance de cualquiera, pero la capacidad
comprensiva de tales esquemas es una posibilidad o imposibilidad intrínseca
de cada cual : no se trata de secretismo o esoterismo sino de dos niveles de
comprensión.

Entre lo que _Dentro_ son evidencias y la racionalidad exterior hay un muro
transparente impenetrable como el cristal de una ventana es para el insecto.

El IMPERIO TIUZ y sus contenidos están tras ese muro transparente que sólo
los rayos de luz mental pueden atravesar. Hay muy conocidas metáforas : El
espejo por el que Alicia entra en el país de las maravillas, las puertas que
en Egipto pintaban en las paredes para entrar en el Amenti : La Barrera por
la que la mente puede entrar _pero no el cuerpo_.

Una puerta normal sería ese _idioma bipolar_ cruzable en ambas direcciones
por la racionalidad cerebral y _SU_ cuerpo; pero eso es precisamente lo que
invalidaría a la inversión sensorial-onírica, lo que convierte en imposible
al _MILAGRO_ en cualquiera de sus modalidades. Creer en los milagros implica
necesariamente descreer en la racionalidad y en su ilusoria "_Objetividad_".

El Uazet de la Tiuzdad opera en ambos mundos -el real y el ilusorio- por la
_Bilocación Nexada_ del cuerpo _en el mundo ilusorio_, y de la mente _en el
mundo real_ : Mediante códigos, la mente, protegida en el mundo real, hace
_vivir y operar a su cuerpo en el mundo ilusorio donde viven los humanos_.

Si la mente se siente insegura, su cuerpo es arrastrado por las inercias del
mundo ilusorio que tienen sus propios códigos dinámicos. Esta es la paradoja
que define : "_La FE es DESCREER_".

FE en el mundo real de la Mente; DESCREIMIENTO en el mundo ilusorio de la
Sensorialidad. Y esto, llevado hasta las más lejanas consecuencias que en
cada momento dado la mente pueda alcanzar.

Nos ayudan ciertas muletillas que los Tiuz usamos con frecuencia, siendo la
principal "_ESTAMOS EN UNAS MANOS MEJORES QUE LAS NUESTRAS_". Los Dioses
Arquetípicos o Dioses Símbolos son asimismo consecuencias de esta Bilocación
Nexada de la mente y el cuerpo, codificados sabiamente desde mucho antes del
Antiguo Egipto por la Sagrada Religión del KA.




KIR



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



M a n ú

manu@kronos.org

http://www.kronos.org